Ficha de Naike

Ir abajo

Ficha de Naike

Mensaje por Naike Ohashi el Vie Ene 20, 2012 11:40 am

// Nombre

Naike Ohashi

// Edad

21 años

// Sexo

Femenino

// Especie

"Humana"

// Lugar de nacimiento

Filadelfia, Pensilvania

// Grupo

Civil

// Descripción Psicológica


Naike posee una peculiar personalidad tsundere, llendo siempre de un extremo a otro sin hallar puntos medios dentro de su forma de actuar. Naike puede llegar a ser una persona cínica, amargada y dueña orgullosa de una lengua afilada que corta sin mirar a quién, y es que la chica debido a sus cualidades intuitivas, de observación y su inteligencia siempre termina dandose cuenta de las cosas por lo que, cada que habla o lo cree necesario su lengua suelta una verdad sin paja o una manera de amortiguar lo que dice contra la persona con la que este tratando, claro siempre piensa en lo que va a decir y en como decirlo pero esto casi siempre no funciona porque termina diciendolo de una forma hiriente. Por otro lado, también esta el lado “dulce” que Naike posee y oculta bajo su capa de ácidez, un lado que solo muestra a ciertas personas o cuando le es conviniente, con esta personalidad Naike puede llegar a ser una persona cariñosa y hasta cierto punto sumisa, su maldita lengua ácida sigue estando allí pero se podría decir que de una manera más controlada, más dulce.

Claro, la chica no es tonta en absoluto - y eso se demuestra en el hecho de como ataca -, sabe cuando callar y otorgar, sabe cuando dar una sonrisa hipócrita, cuando es conveniente decirle todas sus verdades a su víctima, sabe los momentos justos cuando actuar y cuando no, es gracias a ello que muchas clasificarían a Naike como una persona dura y fría y una persona hipócrita también pero ello esta lejos de la realidad. La verdadera Naike es la persona que más le cuesta ser, la niña dulce e inocente que suaviza todo, que es sumisa y muestra cuando tiene miedo, que busca una manera de ayudar a las demás personas, sin embargo, las sombras del pasado se empeñan en ensombrecer a la chica que alguna vez fue y que hoy, solo queda guardada en el fondo de su corazón.


// Descripción Física

Naike es una chica hasta cierto punto, atractiva. Es una chica de estatura promedio, midiendo 1.65 centímetros con un peso ideal para ella, 55 kilogramos. De piernas largas, manos medianamente grandes y rasgos finos en su cara, labios pequeños, nariz pequeña y los ojos regulares que encajan perfectamente en su rostro con forma de corazón. Su piel es blanca, sin llegar a ser pálida pero sin mostrarse bronceada y hace contraste con sus profundos ojos de color azulado, comparables con el color del océano cuando es golpeado por la luz lunar. En cuánto a su cabello, es de un tono marrón rojizo, largo, llegando a media espalda y que suele llegar atado en dos coletas, también lleva un flequillo partido que cae por parte de su frente y su cara, también lleva una diadema de color azul marino que usa para sostener los mechones rebeldes. Porta unos lentes con una armazón ovalada de color rosada oscura que encajan perfectamente en su rostro y además, le dan un aire intelectual. Naike prefiere llevar ropa semi formal y casi siempre se le es vista con una camisa blanca, corbata verde semi desarreglada, medias negras y una falda que le llega hasta las rodillas.


// Habilidades


A pesar de no estar infectada por ningún virus, Naike posee una habilidad sanguínea única. Su sistema defensivo se encarga de eliminar cualquier tipo de virus que entre en su cuerpo, haciendola inmune a estos. Sin embargo, esta habilidad no funciona al cien cuando su sangre entra en contacto con el organismo de otra persona, a diferencia de la de Brian, que destruye a los infectados con el G virus, la de Naike simplemente los debilita por unos minutos (2 Turnos).

// Debilidades


Su cuerpo no se ve infectado por ningún virus, por lo que no posee habilidades sobre humanas, puede ser infectada por parásitos.

// Historia


Nacida en Filadelfia, Pensilvania, tuvo que mudarse a los 3 años a el lugar donde viviría casi toda su vida, Harrisburg, Pensilvania. La infancia de Naike no se puede considerar una buena infancia y mucho menos algo que ella crea digno de recordar pues es la parte de su pasado que más se esfuerza en cubrir; todo comenzó apenas ella tenía 6 años, la vida de sus padres estaba plagada de pleitos por la economía de su casa y las infidelidades.

Naike, al ser una niña en ese entonces era la diana en la que su madre tiraba los dardos, es decir, sufrió maltratos psicológicos y físicos por parte de esta, pues era la manera de su mamá para desahogarse de todo el estrés que le provocaban las peleas con su marido; la razón para hacerlo con la niña era simple, no era más que eso, una niña y encima, tenía un parecido mucho mayor a su padre que a ella. A pesar de ello, Naike nunca la odio, nunca dijo nada y jamás se defendió del maltrato de su madre porque en ese entonces, ella era una persona bastante dulce y agradecida con la vida, por lo que hacía lo que podía para ayudar a las personas, aún si ella era la que sufría, era su manera de generar una compensación por vivir.

Con el paso de los años, las peleas de sus padres empeoraban y el maltrato a la pobre chica también, moretones, labios partidos, rasguños y heridas psicológicas no tan fáciles de superar eran escondidas por excusas tontas y la ropa que usaba ella, sus lágrimas fueron sustituidas por sonrisas falsas y la chica alegre que alguna vez fue, comenzaba a morir para volverse una chica deprimente y culpandose por las discusiones que sus padres tenían. Finalmente, la bomba estalló y ambos se divorciaron, Naike en ese entonces tenía solamente 10 años y quedo a cargo de su madre por más que ella no quisiera.

Su madre, obviamente estubo feliz de aquel suceso, ahora podría desquitarse con la niña sin que el padre interviniera porque sí, ella odiaba a Naike bastante y quería que entiendera aquello. La mamá de Naike disfrutaba que alguien tan parecido a él sufriera, llorará y pidiera piedad, hasta que ella se acostumbro, Naike dejo de hacerlo, dejo de llorar, simplemente parecía un muñeco sin vida que se dejaba maltrar, apenas tenía 12 años y parecía ya carecer de todo lo que caracteríza a los niños de esa edad, se había vuelto alguien sin metas y sueños.

Esto obviamente no fue del agrado de su madre y su nuevo refugio fueron las drogas, el alcohol y la diversión en lugares no muy adecuados, se unió a un culto “religioso” y dejó a su hija aún más de lado. Fue en esta étapa que Naike comenzó a leer y valerse por si misma en vez de depender de alguien. Y todo lo que inicia mal, tiene un final peor, aquello no se da solo en las películas, en la vida real también es capaz de suceder y mucho peor de lo que se cree. La mujer, enamorada de lo religioso, enamorada del alcohol, de las drogas y de los hombres, metió a un sujeto a su casa pero este, lejos de querer hacer el amor con ella, de tener una noche salvaje con la madre, tuvo como objetivo a la hija, la única razón de ello era la excitación que le provocaba violar a alguien y más a una menor y para que negarlo, el atractivo de la jóven también fue un detonante para su deseo. Y así lo hizo, marcó como suyo el cuerpo virgen de Naike, mientras su madre también disfrutaba ver como lo hacía, la chica solo lloraba, pateaba y se resistía pero al final, todo acabo, no pudo hacer nada para el hombre la dejara en paz, había sido totalmente violada.

Aquello fue el detonante para Naike. La niña feliz moría ofialmente mientras sus pensamientos cambiaban, “¿Por qué ser feliz con el mundo cuando ella es tratada así? ¿Por qué ella? ¿Por qué no simplemente se iban todos al carajo? Todos eran una bola de hipócritas, no había nada real en el mundo, los sentimientos son solo máscaras para lograr objetivos, todos y cada uno de los seres humanos eran unos manipuladores y unos hijos de puta que solo buscaban una forma de hacerse sentir más grandes de lo que creen que son”. Huyó de casa tras de eso, fue con su padre pero ocultó lo sucedido, no quería hablarlo con nadie, solo quería estar en otro lugar lejos de su “madre”, su padre no se mostró molesto con ella y la dejo quedarse en casa sin preguntar el porque de las cosas, entendía que Naike se abiría tarde o temprano. Pero ese tarde o temprano nunca llegó, Naike siguió creciendo y cada día era más fria, mas calculadora y más cruel con todas las personas, aquellas risas matutinas que sola dar, aquel beso de despedida o el “te quiero” a su padre antes de irse ahora parecían un simple sueño; ahora costaba sacarle una palabra, costaba que siquiera logrará saludar por más comprensivo que el hombre se mostrará con ella, ella solo no parecía responder.

La trágedia llego a Harrisburg, un ataque bioterrorista, zombies por todas partes y ella estaba en su escuela, lejos de sus seres queridos. Fue en este lugar dónde conocería a una de sus pocas personas de confianza, Evelyn Roset, la chica inglesa que se ofreció a ayudarla y que terminó siendo mandada al cuerno varias veces antes que Naike aceptara su ayuda para salir del lugar, tras salir de la escuela, pidió a la chica que la llevara con su madre pero al llegar al lugar no encontraron ser viviente en la residencia, su madre ahora era un zombie más del montón y el destino fue el mismo para su padre. Era duro pero ahora la chica estaba huérfana.

Con Evelyn vivió un pequeño espacio de tiempo, dónde conoció a Akasha, otra de las personas que se ganaron su cariño, Naike las clasificó a ambas como una pareja perfecta y ocasionalmente bromeaba con el fin de sonrojarlas y que terminaran apenadas. Una escasa época de felicidad en su vida. Tras ese tiempo, Naike tuvo que quedar a cargo de Brian por motivo del trabajo de Evelyn, aún así no le molesto porque sabía que se verían a menudo. A pesar de ello, sufrió para entablar una relación decente con Brian, pues el era hombre y ella tenía rencor hacia los hombres pero finalmente lo logro, pues el no era una mala persona y ella no tenía una razón para odiarlo.

Aún así, la vida da sorpresas y tras lo que parecía un buen final, se escondía algo peor. Al final terminó en manos de Arnold Roses, un egocentríco muchacho al que Naike aprendió a tratar, pero, la vida no es mala estando con él aunque tampoco es buena, es cuestión de estar al menos con vida.

// Datos Extra

~ A pesar de su pasado, Naike no guarda rencor hacia su madre.
~ Su miedo al trato con los hombres no llega a tanto como para ser una fobia.
~ Sus gafas son ocupadas principalmente para lectura.
~ Naike es buena reparando y haciendo cosas.
~ La peor herida que Naike sufrió por parte del maltrato es una quemadura, cicatriz que aún existe en su muslo derecho, casi siempre cubierta por la ropa que usa.
~ Siente ¿atracción? hacia Brian.
avatar
Naike Ohashi

Mensajes : 11
Gold : 131050
Fecha de inscripción : 10/01/2012

Hoja de personaje
Inventario:
Especie: Humano Humano

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.